BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

miércoles, 17 de febrero de 2010

Capitulo 1: Colegio Myths

Emily, Emily.
Escuche que alguien decía mi nombre pero no pude distinguir de quien era la voz ni de donde provenía.
Emily, Emily.
Repitieron. Gire sobre mi misma y caí de mi cama con un fuerte ¡pum! Alguien entro a mi cuarto y prendió la luz.
- Hija, me diste un susto terrible. Estas tarde y creo que Meena se va a enojar si te sigue esperando.- dijo mi mama al ver que estaba bien.
- ¿Qué hora es?- dije con voz soñolienta.
- Las siete treinta, llegas tarde.
- ¡De vuelta tarde!- rezongue y me levante del piso. Saque de mi armario una remera blanca con el símbolo del colegio, una m bordada en celeste sobre el pecho derecho y un jean ajustado.
Fui al baño, me lave la cara y los dientes, me arregle un poco el desastre que tenia en el pelo y fui a la cocina donde estaban mi papa, mi mama y Meena esperándome.
- Hola bella durmiente.- me saludo Meena que se acercaba a mí con su mochila al hombro.
- Hola Mee.- la salude.- Chao, los quiero.- les dije a mis papas, agarre mi mochila y salimos por la puerta.
- Lindas zapatillas.- dijo con tono irónico. Mire mis pies y estaban descalzos.
- Mierda.
Volví a mi casa, tome unos tenis cualquiera y salí corriendo hacia donde estaba Meena. Juntas tomamos el autobús que nos lleva al colegio Myths, nuestro colegio.
En el autobús iban también Jennifer y Gina, mis otras mejores amigas.
- Jenn, Gina, hola chicas ¿Tarde de vuelta?- les pregunte.
- Creo que si sigo llegando tarde me van a suspender.- dijo Jennifer.
- Pues te tienes que despertar más temprano y no quedarte media hora diciendo: ¡No quiero ir al colegio! ¡No quiero ir al colegio! ¡No prendas la luz inútil! ¡¿Qué te había dicho sobre la luz?! ¡Agg me ponen de mal humor!- dijo Gina imitando la voz de Jenn a la perfección mientras le gritaba su hermana por las mañanas.
Todas nos reímos excepto Jenn que hizo un puchero y miro por la ventana.
- Vamos Jenn no te enojes, vos sabes que te queremos con o sin mal humor.- le dije pasando mi brazo por sus hombros.
- Preferible sin mal humor pero igual te quiero.- acoto Gina.
- Yo también las quiero, esta es nuestra parada chicas.- dijo Jenn y todas bajamos del autobús.
Llegamos al colegio y por alguna razón – seguro falto algún profesor o sucedió algo grave- estaban todos los, si se los puede llamar así, chicos y chicas en el patio. Como siempre cada uno en su respectivo grupo o “especie”, si se lo puede llamar de esa forma, para mi somos grupos como los grupos punk o hippie.
En la esquina de la izquierda estaban los vampiros, siempre jóvenes y están más buenos que chuparse los dedos, en la esquina mas alejada de ellos estaban los licántropos o hombres lobos que miraban de reojo a los vampiros, como siempre con el torso desnudo (nada mas los hombres no las mujeres) y con todos los músculos marcados. Volando por los aires estaban los creídos dragones o chicos que se convierten en dragón, mirando como unas babosas a los dragones estaban las sirenas que transforman sus increíbles aletas en un par de piernas envidiables y por últimos estábamos las hadas reunidos todos enfrente a las sirenas.
Saludamos a un grupo de hadas pequeñas que recién aprendían a volar y seguimos nuestro camino hacia nuestro pequeño grupo de amigos.
- Hola chicos.- dijimos al unísono.
- Hola amor.- le dijo Peter a Gina y la beso.- Hola chicas.
- Hola chicas.- dijeron Tom y Mark.
- ¿Por qué tan tarde?- nos pregunto Tom.
- Nos despertamos tarde.- admití.
- Corrección, Emily y Jenn duermen como un tronco y es imposible despertarlas así que se quedaron dormidas aunque ambas tengan una alarma que suena como si te estuvieran martillando la cabeza. Tal vez la próxima vez te tenga que llamar para que la despiertes con un beso, quizás es como la bella durmiente que la despiertan con un beso.
- Tú llámame y yo la despierto.- dijo Tom y me guiño un ojo. Cuando tenia doce años había estado enamorada de Tom pero ahora con dieciséis años no lo veo como mas que un amigo, pero el me ve como algo mas.
- Todavía tienen sus alas escondidas.- nos recordó Mark. Reaparecimos nuestras alas y las movimos un poco por que las teníamos entumecidas.
- Odio tener que camuflarme entre los humanos.- dije.
- Totalmente, los vampiros tienen suerte no necesitan esconder nada, aunque su cara perfecta si que llama la atención.
- ¿Em, como va tu clase con la profesora Westerfeld sobre como dominar tus poderes?- me pregunto Tom. Cada una de las hadas tiene un poder único, mi poder tener afinidad con dos de los cinco elementos, el agua y el aire.
- Me va muy bien, es divertido pero cuesta mucho.
- Me imagino, gracias a Dios que mi poder es rastrear a la gente y no el tuyo. No es que sea malo pero seria una gran carga.
- Emily, mira a Tyler ¿no esta muy lindo hoy?- me dijo Jenn con voz de enamorada.
- No te quiero decepcionar pero siempre esta igual.
- Igual de lindo.
- Jenn olvídate de el, es vampiro.
- ¿Y que si es vampiro?
- ¿Te quedaste dormida en la clase de historia del miércoles?
- Si.- dijo y se sonrojo.
- ¿Les explicaron sobre el tratado de Myths?- me dijo Mark.
- Si.
- ¿Qué es eso?- pregunto Jenn.
- Un tratado de paz de todas los grupos, lo crearon los lideres de cada grupo todos juntos pero este tratado implica que ningún grupo puede hablar con otro ni enamorarse.- le explique.
- ¿Les explicaron por que se creo el tratado?- pregunto Tom que ahora prestaba atención a la conversación.
- No, solamente nos dijeron cuando tengan edad van a saber por que se creo. Yo pienso que ya tenemos edad.
- ¡Apoyo a Emi!- grito Tom y me paso el brazo por los hombros, yo me corrí y el bajo su brazo.
- Tom por décima vez te repito, odio que me llamen Emi.- dije molesta.
- Vale, ¿Prefieres Emily o Em?
- Em. Tom luego tenemos que hablar sobre algo.
- Cuando tú quieras cariño.
- Cambiando de tema, ¿Jenn que sucede con Tyler?- dije.
- Siento un fuerte atracción hacia el, como si estuviera hecho para mi.
- Tu sabes que no puedes sentir eso por el.- le dijo Mark.
- Mark, lo siento y punto. Si estoy enamorada de el voy a sacrificarme por amor.- dijo Jenn con los ojos húmedos.
- El también siente algo por ti.- dijo de forma repentina Meena, su oportuno don venia a funcionar en este momento.
- ¿Enserio? ¿entonces por que no me habla?-
- Por que nos lo prohíben Jennifer.- le dijo Mark con voz fría.
- Que tierno, un amor prohibido.- dijo Gina que hasta ahora se estaba besuqueando con Peter.
- Tienes suerte por ser la única con un novio de nuestra especie.- dijo Jenn y miro a Tyler, este se dio vuelta la miro y le guiñó un ojo.- ¡Chicas Tyler me acaba de guiñar un ojo!- grito Jenn de la alegría y se elevo en el aire, no se dio cuenta que volaba y en un instante dejo de aletear y comenzó a caer. Pero alguien la atajo antes.
- Eh… ¿estas bien?- le pregunto Tyler a Jenn que la sostenía en sus brazos.
- P-p-perfecta y gracias por salvarme- tartamudeo. Todo el colegio nos miraba sorprendidos de que dos especies distintas se hablaran.
- Lo lamento Jenn me tengo que ir, ya sabes el tratado.- dijo Tyler mientras ayudaba a Jenn a pararse, luego corrió hacia su grupo a una velocidad inhumana.
- Díganme que estoy soñando por que no lo creo.- dijo Jenn sorprendida.
- No Jenn no estas soñando.- dijo Gina.
- ¡La salve por que siento algo por ella, no se que es pero lo siento!- grito alguien desde una esquina del patio y todo el colegio giro hacia el lugar proveniente del grito.
- ¡Cállate Tyler, si el líder se entera de esto la familia es desterrada de la comunidad mágica!- grito otro vampiro, creo que es su hermano por el parecido.
- ¡Que todo el mundo se entero que siento algo por ella! No me importa con tal de saber que ella se encuentra bien.
- ¿No te das cuenta que hay vampiros mas lindas que ella?- grito una vampira, debe estar enamorada de el.
- Pero ninguna es como ella ¡¿Qué es lo que no entiendes Catherine?!
- ¡La parte que no entiendo es… ¿Cómo puedes estar enamorado de una entupida hada?!- le respondió.
- El amor es ciego Catherine.
- ¡Ella no te quiere ¿Qué no te das cuenta Tyler?!
- ¿Cómo sabes eso?- respondió con cara de afligido por lo que le habían dicho.
- ¡Es un hada a lo único que aman esa ellas mismas!
Eso si que fue pasarse de la raya.
- ¡Si tienes algún problema maldita chupasangre ven y dímelo en la cara!- le grite.
- Em cállate.- me susurro Tom.
- ¡¿A quien llamaste maldita chupasangre? Tonta libélula!- me grito Catherine enojada.
- A ti.
- ¡Te mato!- grito y corrió hacia mi, todo el colegio cerro los ojos pero yo fui mas rápida que ella y cree una burbuja indestructible y ella choco contra la burbuja.
- ¿Qué es esto?- dijo frotando su frente del golpe que se había dado.
- Una burbuja indestructible, si juras no dañarme la retiro.
- Y tu jura no volver a llamarme maldita chupasangre.
- Lo juro.-dije.
- Lo juro.-respondió y retire la burbuja.- ¿Dónde nos habíamos quedado antes del incidente?- le pregunto a Tyler.
- No se, pero no vuelvas a hablar así de Jenn, yo la quiero.
- ¿Me quiere?- pregunto Jenn con una sonrisa en su rostro.
- Si Jennifer, te quiero y no se por que.- le respondió Tyler.
- No se que decir.- dijo Jenn casi llorando de la felicidad
- Yo si ¡chicos a sus clases!- dijo la directora interrumpiendo.- luego platican en el recreo.
Cada uno se fue a su clase, mi primera clase era literatura así que me dirigí junto con Meena.
- Ese vampiro se acerca a hablarnos.
- Hola, ¿Tu eres la del poder de la afinidad con el agua y el viento?
- Si exacto, mi nombre es Emily pero dime Em.- dije y extendí mi mano y el la estrecho con la suya.
- Me sorprendió lo que hiciste hoy, mi nombre es Seth y me puedes decir Seth o si se te ocurre algún apodo por mi esta bien.
Reí por lo que dijo.
- Em me voy no quiero que me suspendan así que nos vemos en literatura.
- Luego yo la acompaño estoy en la misma clase.- le dijo a Meena.- ¿Cómo es que tienes ese poder?- me dijo.
- Pues no se por que yo tengo ese poder pero todas las hadas tenemos cada una un poder único ¿Ustedes no tienen poderes?
- No, eso es todo mentira.
- Ah esta bien.
- Emily será mejor ir a clases por que sino nos van a suspender.-dijo.
Comenzamos a caminar hacia la clase de literatura, no había nadie en el pasillo.
- ¿Practicas tu poder por tu cuenta o tienes ayuda?
- Eh tengo ayuda dos veces por semana de una profesora especial, la profesora Westerfeld.
- ¿Qué poder tiene ella?
- Afinidad con cuatro de los cinco elementos con todos excepto el espíritu.
- Impresionante.
- Si y además es una gran profesora.
- Un poco estricta, por lo menos en mi clase de matemática.
- Conmigo es muy simpática y si no me sale algo me ayuda siempre.
- Te debe querer mucho.
- Eso espero.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta tu nuevo blog!! es genial!!
la trama es muy buena y atrapante!!
me alegro q al fin lo hayas hecho jajaj.... lo voy a leer siempre y comentar como en todos tus blogs por q todos me encantan y me parecen geniales!! ajaj
te quiero
Jose

Sandra dijo...

*.* Ayyy... ¡¡¡me enamoré de tu blog y de la historia!!!
¡¡Adoro tu imaginación!! ¡¡¡¡De verdad, esta historia es genial!!!!
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Por favor, por favor, porfaaaaa, renueva pronto, porfiii!!!!!!!!!! ^^

Kata dijo...

Me encanto el primer capítulo!
Es muy bueno!, y en parte chistoso xD
SALIÓ SIN ZAPATOS xD. Con esa parte morí de la risa :B

Aww (L) que bonito el amor imposible de Jenn *.* ojala que se queden juntos y no les pase nada por le tratado D: MALDITO TRATADO ¬¬
Aunque imaginate situvieran un hijo/a seriamitad hada y mitad vampiro xD jaja :B uiui, perdon, estoy media loca xD

jaja Espero tu proximo capitulo conmuuuuchisimas ancias :D!

Besos, Kata